Características que Definen al Cliente Perfecto Pamplona Navarra

Tomando como referencia un artículo publicado en FreelanceFolder, te proponemos un retrato-robot con las 10 características que definen a un cliente perfecto [aunque sabemos que no existe]. ¿Has encontrado alguna vez algo parecido?...

Asesoria Atesoi E. Arrieta, 16 - 3º Of. 5  
948221042
Emilio Arrieta / Emilio Arrieta Kalea 16
Iruña, Navarra

Esta Información es Proveída por
Asesores Contables Pamplona S.A.  
948239650
Sanguesa / Zangoza Kalea 4
Iruña, Navarra

Esta Información es Proveída por
A.M.C.Asesores S.L.  
948152050
Zaragoza / Zaragozako Etorbidea 27
Iruña, Navarra

Esta Información es Proveída por
Maria Sagrario Chavarri Azcona Av. Carlos Iii, 63 - 1º Dcha.  
948291290
Carlos Iii El Noble / Karlos Iii Noblearen Etorbid 63
Iruña, Navarra

Esta Información es Proveída por
Benac Machin Mariano
948177383
Pio Xii / Pio Xii.Aren Etorbidea 3
Iruña, Navarra

Esta Información es Proveída por
Alvarez Agundez Maria Del Carmen
948152989
Navarro Villoslada / Navarro Villoslada Kalea 10
Iruña, Navarra

Esta Información es Proveída por
Asesoria Asefico Asesoria Contable,  
948266541
Pio Xii / Pio Xii.Aren Etorbidea 37
Iruña, Navarra

Esta Información es Proveída por
Lex-Consulting Abogados Consultores S.L.  
948213217
Luis Morondo Urra / Luis Morondo Urra Kalea 8
Iruña, Navarra

Esta Información es Proveída por
Del Coso Lampreabe, Javier Avda. Carlos Iii, 11 - 3º Dcha.  
948226306
Carlos Iii El Noble / Karlos Iii Noblearen Etorbid 11
Iruña, Navarra

Esta Información es Proveída por
A.S Auditoria & Consulting Navarra S.L  
948150816
Tomas Caballero / Tomas Caballero Parkea 2
Iruña, Navarra

Esta Información es Proveída por
Esta Información es Proveída por

Características que Definen al Cliente Perfecto

Proveído Por:

El cliente perfecto…

1. Explica con claridad qué es lo que necesita y qué espera

Ningún profesional, por bueno que sea, es capaz de realizar algo que no se le ha pedido o explicado. La experiencia, la capacidad de observación y la empatía ayudan, pero hasta que se demuestre lo contrario, la telepatía no existe, y lo que necesitamos es una buena
comunicación.

2. Permite que dediquemos un plazo de tiempo razonable para completar el trabajo

El mundo está lleno de clientes que dicen: “lo quiero para ayer”. Puede que esta actitud tenga sentido en un escenario en el que nadie se toma los plazos en serio, y en el que los clientes se acostumbran a exigir una entrega imposible para asegurarse de que están en el puesto más alto de la lista de prioridades. Pero esto no funciona con los buenos profesionales, que estiman bien los plazos y adquieren compromisos de entrega serios.

Lo más inteligente es entender que un proyecto hecho a toda prisa, sin tiempo para revisiones y correcciones, suele ser una chapuza que no beneficia a nadie: ni al cliente, que no obtiene la calidad suficiente, ni al profesional que lo realiza, que además de darse un paliza para entregar a tiempo, difícilmente puede sentirse orgulloso de un trabajo tan poco cuidado.

3. Está disponible para resolver las dudas

Aunque los freelance somos independientes por definición, y nos las arreglamos muy bien trabajando solos, muchas veces necesitamos contactar con el cliente para resolver dudas, confirmar que vamos por el buen camino, etc. Y no hay nada más frustrante que no ser atendido. Enseguida piensas:

“No entiendo por qué no contesta a mis correos y llamadas. Se supone que era él quien más prisa tenía en acabar. En realidad, necesito hablar con él para asegurarme de que vamos en la dirección correcta, y para resolver algunas dudas que me están haciendo perder tiempo.

¿Por qué no me lo pone fácil, si es el principal interesado?”

Desgraciadamente, esto sucede a menudo. Hay gente que siempre está muy ocupada. Pero existe otra posibilidad: no descartes que, a pesar de lo que diga tu cliente, el nivel de prioridad de ese proyecto no sea demasiado alto.

4. Paga bien por un buen trabajo

El cliente perfecto sabe que, en la mayor parte de los casos, las “rebajas” no salen a cuenta.

Las rebajas pueden estar bien para liquidar stock, y hacer sitio para los productos de la nueva temporada. Pero cuando hablamos de un servicio profesional, las rebajas no suelen ser una buena idea. Una tarifa por debajo de mercado puede traducirse en una chapuza, bien porque el profesional no está suficientemente capacitado, bien porque para cubrir sus necesidades a esos precios, el profesional se ve obligado a aceptar un montón de proyectos, y no puede dedicar el tiempo necesario a cada uno de ellos.

Estas tarifas bajas también pueden ser un síntoma de que el profesional está pasando apuros y trata de hacerse un hueco como sea. En este
último caso, es una estrategia que no es sostenible, y que por tanto no es deseable.

Por todo esto, es una auténtica satisfacción cuando un cliente aprecia el trabajo bien hecho, y lo recompensa como éste se merece. Ni más ni menos que un trato justo.

5. Paga a tiempo, en el plazo previsto

El cliente perfecto acuerda el plazo y las condiciones de los pagos antes de iniciar el proyecto, y después cumple su parte puntualmente.
Con la que está cayendo, un montón de profesionales independientes se han visto obligados a trabajar, también, como “cobradores del frac”… Es realmente desesperante, nos hace perder tiempo y nos desconcentra de nuestro trabajo.
Un buen cliente sabe que no pagar a tiempo, además de no ser justo, es una de las mejores formas de destrozar su reputación- y su crédito, en un sentido amplio-.

Y por si estas 5 no fueran suficientes, 5 características más para el cliente perfecto:

6. Es íntegro y honesto

No te oculta información importante para el desarrollo del proyecto, y no aprovecha las situaciones para presionarte y para abusar de tu
trabajo y tu confianza.

7. Construye una relación de negocio duradera

No siente la necesidad de contratar a un nuevo profesional por cada nuevo proyecto.

8. Te deja hacer tu trabajo

Confía en tu capacidad, y no está todo el tiempo cuestionando tus conocimientos y tu talento como profesional.

9. Valora la calidad del trabajo

El cliente perfecto sabe que, si pueden elegir, a todos los profesionales freelance les gusta realizar trabajos de alta calidad, de los que luego puedan estar orgullosos. Además de la satisfacción personal, estos trabajos de éxito resultan después muy útiles para conseguir nuevos proyectos.

10. Te permite capitalizar el trabajo cuando es posible

Para un freelance, no siempre resulta fácil mostrar la autoría de su trabajo. En la mayor parte de los casos, su aportación profesional queda “diluida” o “absorbida” por el cliente. Si haces una web, la web es del cliente. Si diseñas un logo, el logo es del cliente. Si traduces un texto, el contenido no es tuyo, etc. Y hasta cierto punto es lógico.

Pero hay ocasiones en las que el cliente puede darte cierta cancha, para que tu nombre aparezca por alguna parte. Y eso se agradece. Incluso puede ayudarte a construir tus historias reales de usuarios.

Capitalizar tu trabajo puede ayudarte en tus labores de promoción: refuerza tu marca personal y te permite llegar a nuevos clientes.

Haga click aquí para leer más artículos de Blog del Freelance