Gestión de Procesos Productivos Getafe Madrid

Se ha escrito, que el mundo avanza y cambia muy rápidamente, y cada vez con mayor aceleración. Con un sólo click podrá obtener información muy valiosa para aplicar a su situación...

Yuste Contreras Angel
916017148
Teruel 2
Getafe, Madrid

Esta Información es Proveída por
Grupo Asesor Otefisa S.L.  
916816128
España 2
Getafe, Madrid

Esta Información es Proveída por
Serfin 95 S.L.  
916011117
Tarragona 11
Getafe, Madrid

Esta Información es Proveída por
Ruiz Garrote Eugenio
916010123
Madrid 12
Getafe, Madrid

Esta Información es Proveída por
Desarrollo E Implantacion Sistemas Calidad S.L.  
916828646
Castilla 3
Getafe, Madrid

Esta Información es Proveída por
La Gestoria De La Calle Toledo S.L.U.  
916824073
Toledo 38
Getafe, Madrid

Esta Información es Proveída por
Rojo Salvador Maria Dolores
916968838
Felipe Estevez 22
Getafe, Madrid

Esta Información es Proveída por
Rico Menor Jesus
916833060
Cruz 4
Getafe, Madrid

Esta Información es Proveída por
Asesoramiento Laboral Jace S.L.  
916833551
Madrid 83
Getafe, Madrid

Esta Información es Proveída por
Consultoria Y Agencia Comercial Casico  
916966402
Madrid 102
Getafe, Madrid

Esta Información es Proveída por
Esta Información es Proveída por

Gestión de Procesos Productivos

Artículos Proveído Por:

Cada vez la competitividad exige a la gerencia presentar, ofrecer productos que además de garantizar la satisfacción a las necesidades demandadas por los consumidores, estén garantizados con buena calidad, productos altamente competitivos, avalados de ventajas competitivas que le favorezcan.

La gerencia debe prestarle mucha atención a todo lo concerniente a la operatividad productiva de una buena gestión de procesos que garanticen resultados favorables en su participación en los mercados que ha establecido conquistar como meta.

Los países, empresas y personas que no puedan acomodarse a los cambios en el mundo, quedarán irremediablemente fuera de carrera y de contexto. Muchas profesiones, industrias, trabajos, productos y servicios que existían hace veinte años atrás hoy ya no existen. Cada cinco años los conocimientos se anticúan y son reemplazados por nuevos conceptos. Dormirse, significa llegar a despertar en un mundo al cual no se va a reconocer.

La mente tiene la capacidad y el deber de actualizarse y adaptarse a los nuevos tiempos de manera constante. Es la regla de la evolución transferida al campo psicológico y social. Una sociedad que no evoluciona y se adapta con la suficiente flexibilidad y velocidad está sino destinada a perecer, como mínimo a sufrir las graves consecuencias de reducir su calidad de vida.

Ante una población en constante incremento, y con la presión de nuevas y más sofisticadas necesidades, las sociedades que no evolucionan tienden a incrementar cada día sus mayorías de pobres. En el campo individual no cambiar a tiempo implica lisa y llanamente quedar marginado de la contienda por el progreso y la supervivencia.

Lo cierto que estamos día a día sometido a cambios, nuevas exigencias, retos que se deben afrontar y las empresas no pueden eludirlos.

Muy interesante lo que aporta serbi.luz.edu.ve, que en no hay que descuidar, que toda organización manufacturera los procesos productivos son los vehículos que permiten a la mercadotecnia satisfacer los requerimientos de los usuarios y cubrir sus necesidades, son pues, según Bufa y Sarín (1992:22), “los medios que permiten transformar los insumos para tener productos y servicios útiles como resultado”. Pero estos medios deben estructurarse de una manera adecuada que permitan obtener la eficiencia de los recursos y la eficacia en los resultados.

La manera de gestionar el proceso productivo en el contexto estratégico ha dado pasos vertiginosos, en comparación a la gerencia tradicional, pues, ésta se “basaba en la estabilidad del diseño del producto, donde se trataba de introducir un estándar en el mercado sobre el que se desarrollaba el proceso productivo que, una vez estabilizado, buscaba economías de escala que permitían reducir costos y ganar cuotas de mercado, en un círculo virtuoso que se interesaba especialmente por innovaciones de proceso, reduciendo las innovaciones en los productos o simples cambios incrementables” (López, 2001:49). Este enfoque hace énfasis en el corto plazo, mientras que la gestión estratégica se sustenta en una organización plana, flexible, en la velocidad de los cambios técnicos, las innovaciones, el ciclo de vida corto de los productos, la complejidad de las organizaciones, la multiplicidad de los productos ofrecidos para satisfacer las necesidades de los consumidores, la búsqueda permanentemente de la complacencia personalizada de los clientes, el valor de los productos en contraposición con el costo de los mismos; por lo que se hace necesario estudiar los factores críticos para que permitan a la gestión garantizar el éxito potencial sostenible, haciendo los cambios necesarios y pertinentes, estableciendo las estrategias que permitan la búsqueda de la sinergia en las relaciones proveedores, procesos, productos y clientes, y de esta manera alcanzar los objetivos organizacionales, es decir, haciendo énfasis en el largo plazo.

La gerencia debe estar muy vigilante sobre el cómo se han establecido los procesos productivos, su operatividad, funcionalidad, lo que se espera realmente de ellos.

Tómese en cuenta además, como lo indica José Calderón Vázquez, que el proceso está diseñado para realizar un producto o servicio global único, cuenta con un cliente externo o interno a la organización que es quien recepciona el producto o servicio dentro o fuera de las empresas. Por tanto, los procesos constan de Insumos o Inputs, o sea de medios y recursos, y de Outputs, resultados realizados según los estándares de calidad previstos para el proceso, junto a un sistema de control que evalúa el funcionamiento del proceso y el grado de satisfacción del cliente (López Toro y Nebro Mellado, 1998). Fernández de Velasco (1996) indica que un proceso es un conjunto de actividades cuyo producto crea un valor intrínseco para el usuario o cliente, definición donde la idea de la generación de valor aparece como dominante.

Agrega Calderón, que la denominada “gestión por Procesos” focaliza la cuestión en la gestión de las actividades que generan valor añadido al producto o servicio prestado al cliente, la diferencia básica con las técnicas de gestión tradicionales radica en que estas responden a cómo se hacen las cosas al interior de una organización empresarial determinada, es decir a la definición de unos modelos o patrones de funcionamiento dirigidos hacia el interior de la organización empresarial, definiendo toda una serie de tareas y actividades especializadas, mientras que la gestión por procesos parte de la consideración de para quién se hacen las cosas y para qué se hacen. Para Fernández de Velasco (1996), la finalidad básica de la gestión por Procesos no es otra que el incremento de la rentabilidad empresarial a través del logro de niveles superiores de satisfacción de los clientes. Además se propugna la reducción de costes internos innecesarios mediante la detección de actividades y procesos que no generan valor para el cliente y que son innecesarios para la empresa, así como la nacionalización de aquellas que no añadiendo valor al cliente si son necesarias para la empresa. Asimismo es de interés el énfasis en la mejora de la calidad de los servicios o productos ofertados y el valor percibido por el cliente, la reducción de la duración temporal de los procesos y los plazos de entrega del producto o servicio, junto a la incorporación de actividades al servicio que incrementen el valor percibido por el cliente (López Toro y Nebro Mellado, 1998)

Se nos agrega que en la gestión por procesos, se concentra la atención en el resultado de los procesos no en las tareas o actividades. Hay información sobre el resultado final y cada quien sabe como contribuye el trabajo individual al proceso global; lo cual se traduce en una responsabilidad con el proceso total y no con su tarea personal (deber).

La gestión por procesos, se fundamenta en la asignación de un directivo de la responsabilidad de cada uno de los procesos de la empresa. En su forma más radical, se sustituye la organización departamental. En otras formas, quizás transicionales, se mantiene la estructura departamental, pero el responsable de un proceso tiene la responsabilidad del mismo, y al menos en lo que a ese proceso se refiere, puede tener autoridad sobre los responsables funcionales (matricial).

Gedstiopolis.com nos aporta al respeto que la Gestión de los procesos tiene las siguientes características:

- Analizar las limitaciones de la organización funcional vertical para mejorar la competitividad de la Empresa.
- Reconocer la existencia de los procesos internos (relevante):
- Identificar los procesos relacionados con los factores críticos para el éxito de la Empresa o que proporcionan ventaja competitiva.
- Medir su actuación (Calidad, Costo y plazo) y ponerla en relación con el valor añadido percibido por el cliente.
- Identificar las necesidades de cliente externo y orientar a la Empresa hacia su satisfacción.

De: Carlos

Haga click aquí para leer más artículos de Articuloz.com