Ideas para Fortalecer, Implicar y Motivar a un Equipo de Trabajo Palma Baleares

El éxito de tu empresa radica, en gran medida, en “Como Aprovechas el Potencial de tu Equipo Humano”. Si desea continuar leyendo sobre el potencial de un equipo de trabajo, pulse aquí...

VIRTUAL PRODUCCIONES
680706640
Serra (Poligon A), 3.
CIUTADELLA DE MENORCA, Baleares
 
TERESA TORRES
971312025
calle extremadura, 31 bajos
EIVISSA, Baleares
 
Botiaonce SL
+34 971.425.958
C JOAQUIM BOTIA 11
Palma, Baleares
 
Ordoñez Manzano Jose
+34 971.256.145
C JOAN MARAGALL 32
Palma, Baleares
 
Valentin Dominguez Fernando
+34 971.205.613
C JAUME VIDAL ALCOVE 11
Palma, Baleares
 
ASSOCIACIO FONS PITIUS DE COOPERACIO
971300904
arxiduc lluís salvador, 5. eivissa
EIVISSA, Baleares
 
INMACULADA CONCEPCION VALLES GUIJOAN
971345617
far, 3.
EIVISSA, Baleares
 
Penta Asesores Laborales S.L.
+34 971.763.548
C PARE BARTOMEU POU 34
Palma, Baleares
 
Asesoria Profesional MGA S.L.
+34 971.462.558
C NUREDDUNA 19
Palma, Baleares
 
Ferriol Guillamet Miguel Angel
+34 971.723.924
C CONVENT CAPUTXINS 3
Palma, Baleares
 

Ideas para Fortalecer, Implicar y Motivar a un Equipo de Trabajo

Proveído Por:

Te Imaginas a Michael Schumacher como un "Mecánico" más del Equipo Ferrari de F1? Que Derroche de Talento, ¿verdad? Cuando no se determina previamente el perfil que se requiere para un determinado puesto de trabajo y no se identifica el perfil de las personas que podrían ser más efectivas en esos puestos, y que probablemente estén hoy por hoy dentro de tu empresa, podrías, perfectamente, tener a tu mejor piloto como mecánico. ¿Te imaginas? Este es uno de los problemas más comunes a los que se enfrenta un pequeño empresario. Es muy fácil decir que no se encuentran personas que quieran trabajar, que no hay gente válida, o que los demás tienen más suerte para conseguir personal valioso; lo difícil es admitir que tu también lo puedes conseguir. Seguramente tienes un personal muy valioso, pero también es probable que algunos estén jugando en la posición equivocada, o no estén desempeñando las funciones correctas, y esto es algo que ocurre con bastante frecuencia, comenzando por el director o gerente general. Si deseas potenciar cada una de las funciones, sub-funciones y actividades de tu negocio, para obtener el máximo rendimiento en cada una de ellas, deberás asegurarte de que exista armonía entre el perfil que requiere el puesto de trabajo o la función a desempeñar, y la persona responsable de hacerlo. Un buen punto de partida para ayudarte a identificar si actualmente existe esta coherencia en tu empresa, es conocer los perfiles genéricos más representativos en el mundo de los negocios, tomando como referencia las características y la mentalidad de las personas. Pero lo más importante que debes tener en cuenta, es que, probablemente, cada uno de estos perfiles existan hoy por hoy en tu empresa, de alguna u otra manera. Para describir estos perfiles, con mis palabras y de una manera breve y simple, tomaré como referencia a Fernando Moreno (con quien tuve la oportunidad de colaborar) y su particular visión sobre este tema: Está el perfil "técnico", que es una persona que valora, sobre todo, la seguridad y tener el mayor control posible sobre esa seguridad. Es una persona que busca superarse cada vez más en la materia que es especialista, para hacerse más imprescindible, y por lo tanto, sentirse más seguro. El buen "técnico" quiere que le especifiquen exactamente lo que debe hacer, por el salario que recibe. No le gustan las sorpresas, ni los cambios, y sobre todo, detesta el riesgo. No es una persona muy dada a los retos y desafíos. Es poco ambiciosa, prefiere la comodidad y la seguridad de la rutina, a la incertidumbre de pensar en grande. Es la que dice: a mi no me metan en ningún rollo fuera de lo común, yo trabajo x horas y que me paguen por ello; ni más ni menos. Es una persona que puede acoplarse a un equipo, pero que no tiene facilidad para la interrelación con otros. Es bastante perfeccionista con los detalles técnicos. Está el perfil "directivo", que es una persona que sabe que su misión es hacer que los demás hagan lo que deben hacer, con el tiempo y los recursos de los que disponen, y en el mejor ambiente posible. Le gustan las personas y sabe escucharlas y comprenderlas. Es consciente, de alguna u otra manera, que no necesita ser muy "técnico" en un tema específico, ya que para eso están los "técnicos". Tampoco es una persona muy dada a correr riesgos, al menos con su dinero, pero si acepta los retos y tiene una gracia natural para impregnar ese reto en su equipo. Tiene cualidades naturales y visibles de un líder. Está el perfil "emprendedor", que es una persona que valora menos la seguridad y es mucho más lanzada a correr riesgos calculados. Da más importancia a su manera de ser y a la actitud con que enfrenta los retos, que a la parte "técnica" de estos, porque también sabe rodearse de técnicos especializados que desempeñen esta tarea. Se mueve mucho por su intuición, y tiene cierta facilidad para ver la oportunidad detrás de lo que puede parecer un problema. No es tan perfeccionista; prefiere actuar e ir corrigiendo y mejorando sobre la marcha. Tiene gran capacidad para implicar y motivar a personas, principalmente con cualidades directivas, para perseguir y materializar una visión. Esta simple descripción, te servirá como referencia y punto de partida para facilitarte el comienzo de tu investigación, en caso que consideres oportuno definir los perfiles más apropiados para cada puesto de trabajo, e identificar el perfil humano de tu actual equipo, con el propósito de redefinir funciones y responsabilidades, y potenciar así cada una de las áreas de tu negocio. ¿Te atreves a hacer un simple ejercicio? Ahora mismo, has un Stop de 10 minutos y piensa en cualquier persona de tu empresa. ¿Ya la tienes? Bien, ahora concéntrate y piensa en su perfil, en su actitud, en su disposición ante la vida, en cómo son sus relaciones con los demás, en sus habilidades naturales, en lo que más le gusta hacer, en lo que mejor se le da; ¿es una persona reactiva o proactiva?, ¿cuáles consideras que son sus mayores cualidades? Si has sido observador, no te resultará muy difícil. Ahora pregúntate: ¿existe armonía entre esta persona y el perfil que requiere el puesto de trabajo, las funciones o actividades que está desempeñando? ¿Realmente se siente útil y feliz haciendo lo que está haciendo? ¿Es la persona ideal para cumplir, de la manera que espero, la misión del puesto? ¿Existe alguna otra persona en la empresa que armonice mejor con el perfil que requiere ese puesto de trabajo? O viceversa, ¿existe alguna otra función dentro de la empresa, que esta persona pueda desempeñar mejor que nadie? Si este ejercicio te resulta un poco complicado, pregúntale directamente al trabajador o colaborador en cuestión. Debes distribuir a tu equipo de la manera más equilibrada y eficaz posible. Intenta averiguar dónde y cómo se sentiría más útil y feliz cada integrante de tu equipo. A ellos les agradará que le preguntes y participar con nuevas ideas, en fin de cuentas, éstas son el tipo de acciones que un "técnico" esperaría de un "directivo" o un "líder", tal y como vimos en los perfiles, ¿no crees? Recuerda lo siguiente: Todas las personas de este mundo, incluyendo hasta el último integrante de tu equipo, necesita experimentar la seguridad y el control que le proporciona el puesto y la empresa, pero sin llegar a aborrecerlo. Sin embargo, también necesita sentir que contribuye y que es una persona importante para el éxito de la empresa; necesita sentir que crece como persona y como profesional y por supuesto, sentirse parte de un equipo que funciona como un todo. Cada integrante de tu equipo es un activo para tu negocio, tal y como lo es una mesa, un coche, un sistema de gestión, una maquinaria, un local, etc. Lo único que debes intentar descubrir, con la ayuda e implicación de tu equipo, es cómo hacer más rentable cada activo, y ésto sólo lo lograrás cuando exista total armonía y sinergia entre el perfil que requiere el puesto de trabajo y la persona que lo desempeña. Esta es parte de tu Misión como emprendedor, directivo o líder de tu negocio. Estas son las acciones verdaderamente importantes y a las que deberías dedicar más tiempo, en lugar de andar apagando los fuegos que generan las "urgencias técnicas" del día a día.