Ingredientes Para una Buena Felicitación a los Empleados Alicante Valencia

Los trabajadores realizan sus responsabilidad de mejor manera cuando sienten que el trabajo q realizan en valorado, es por eso que aquí les damos los ingredientes para una buena felicitación de los empleados...

Alicantina Del Etiquetado S.L.  
965171801
Pardo Bazan 3
Alacant, Valencia

Esta Información es Proveída por
Asesoria Villena & Eco S.L.  
965916200
Foguerer 7
Alacant, Valencia

Esta Información es Proveída por
Alghero Asesores S.L. Pardo Gimeno, 61 - Esc. 3, Entlo. A  
965178820
Pardo Jimeno 61
Alacant, Valencia

Esta Información es Proveída por
Ey Consultores Maria Guerrero, 46 - 2º C  
965122626
Navarro Rodrigo 20
Alacant, Valencia

Esta Información es Proveída por
Asesoria Rey Alicante S.L. Av. Alcalde Alfonso De Rojas, 5 - Entlo. Izq.  
965202100
Romeu Palazuelos 2
Alacant, Valencia

Esta Información es Proveída por
Asesoria Gomez Leal, Maria Del Mar Novelda, 67  
965257465
Novelda 67
Alacant, Valencia

Esta Información es Proveída por
A.M. Zenitrey S.L.P. Plaza Luceros, 15 - 3º B  
965142482
Luceros (Los) 15
Alacant, Valencia

Esta Información es Proveída por
Auren Auditores Levante S.L.  
965145185
Alfonso El Sabio 27
Alacant, Valencia

Esta Información es Proveída por
Asesoria Profesional Jucarpe S.L.  
965144755
Bazan 46
Alacant, Valencia

Esta Información es Proveída por
Asesoramiento Y Defensa Martinez-Tercero S.L.  
965923130
Alemania 34
Alacant, Valencia

Esta Información es Proveída por
Esta Información es Proveída por

Ingredientes Para una Buena Felicitación a los Empleados

Proveído Por:

1. La persona adecuada. Cuanto más rango tenga quien da la enhorabuena, más decisiva será la felicitación. Si es el presidente en persona quien se acerca a dar la mano, mejor que si es su superior inmediato. Si quieres impactar, haz que tu jefe felicite a tu equipo.

2. Cara a cara. Y, si la distancia no lo permite, antes por vía telefónica que por mail. Aunque se pueden combinar las dos: primero una llamada y más tarde un correo o un SMS, para confirmar por escrito lo que se ha dicho.

3. Felicitar en público. Es cierto que tiene un peso mayor una palmadita en el hombro delante de otros compañeros o de otros superiores, pero nunca debe dar la sensación de que felicitamos sólo cuando hay otros jefes delante, como estrategia para hacer crear que somos un superior que trata muy bien al equipo. Esto se percibe y puede perjudicar más que favorecer. En cualquier caso, conviene tener en cuenta la personalidad del felicitado, a lo mejor prefiere la discreción de un despacho.

4. Sobre todo, sinceridad. Evita las frases hechas y las palabras que no son del lenguaje cotidiano, la propia expresión “te felicito” suena muy estereotipada. Es mejor recurrir a otro tipo de expresiones más cercanas y sobre todo, que sean honestas. Por ejemplo: “Estoy muy orgulloso del esfuerzo que estáis realizando, sois magníficos”.

5. Ha de ser inmediata y oportuna. El reconocimiento debe realizarse justo en el momento en que se produce el trabajo bien hecho. Si se espera demasiado, pierde fuerza. “Te agradezco las horas que te has quedado esta semana para sacar el programa adelante”.

6. Ha de ser específica. Huye de las felicitaciones en abstracto. En lugar de decir “Enhorabuena por la presentación, ha sido magnífica”, es mejor concretar y decir exactamente lo que nos ha gustado de la presentación y por qué: “Has hecho una presentación magnífica. Me ha gustado especialmente el análisis que has realizado sobre la evolución de las ventas en las sedes provinciales. Nos ha servido para hacernos una visión de conjunto muy clarificadora. Enhorabuena”.

7. Debe ser personalizada. Tiene más fuerza la felicitación de una persona que la de la organización. Utiliza expresiones personalizadas y que revelen emociones como “yo te veo”, “me parece”, “me he dado cuenta”… “He visto que te has quedado fuera del horario durante tres días, no sabes lo importante que es para mí este esfuerzo extra”.

8. Que sea nominativa. Para incrementar la fuerza del reconocimiento hay que utilizar el nombre de la persona a la queremos reconocer”, recomienda Diego Vicente. “Enhorabuena Enrique por lo bien que has resuelto el encargo que te hice ayer”.

9. Ha de ser gratuita. Una felicitación nunca debe llevar una tarea añadida; puede ser percibida como una encerrona para asumir trabajo extra. Además, no se debe acompañar con expresiones negativas, como algún “pero”. La que sigue no suena a felicitación real, sino a la obligación de asumir más trabajo, sin más: “Como tú eres muy buena resolviendo las quejas de los clientes ¿por qué no te encargas de esta petición?”

10. Debe servir para reforzar una actitud. La felicitación debe reflejar las consecuencias que tiene el acto a reconocer para la organización o para el departamento para servir de refuerzo en ocasiones posteriores. “Es importante que la gente perciba que se le está valorando y de qué manera contribuye al avance de la organización”, recuerda Jaume Triginé:
“Te agradezco que hayas liderado este proyecto porque nos ha permitido reducir en un 15% las quejas y reclamaciones”.

Haga click aquí para leer más artículos de Emprendedores