Liderazgo y Confianza Cartagena Murcia

El liderazgo en este clima requiere de total adherencia a principios éticos que resalten la confianza, ya que es un prerrequisito para cualquier intento del líder por cambiar la cultura organizacional...

Eulen S.A.  
968522249
Pintor Portela 34
Cartagena, Murcia

Esta Información es Proveída por
Carlos Gonzalez Samper S.L.  
968504150
General Lopez Pinto 2
Cartagena, Murcia

Esta Información es Proveída por
Manresa & Rodriguez Asesores Salitre, 29 - 2º  
968522012
Salitre 29
Cartagena, Murcia

Esta Información es Proveída por
Consulting De Empresas Gomez & Asociados S.L.  
968529192
Carlos Iii 48
Cartagena, Murcia

Esta Información es Proveída por
Logidyn, S.L.  
868099051
Soldado Rosique 4-2
Cartagena, Murcia

Esta Información es Proveída por
Cañavate Cabezos Carmelo
968520622
Carlos Iii 20
Cartagena, Murcia

Esta Información es Proveída por
Asesores Carthago S.L.  
968520984
Cuesta De La Baronesa 3
Cartagena, Murcia

Esta Información es Proveída por
Garcia Leon Mªteresa
868060807
Carmen Conde 53
Cartagena, Murcia

Esta Información es Proveída por
Manresa Martinez Luis Fernando
968522012
Salitre 29
Cartagena, Murcia

Esta Información es Proveída por
Bellver-Candela S.A.  
968521945
Carmen (Del) 26
Cartagena, Murcia

Esta Información es Proveída por
Esta Información es Proveída por

Liderazgo y Confianza

Proveído Por:

Construimos nuestras vidas en base a relaciones de confianza. Las culturas de las que somos miembros -organizacionales, sociales, políticas- definen sus cualidades en base a la confianza de sus individuos. Confiamos en que otros obedezcan reglas básicas de comportamiento. Confiamos en que los comercios acepten nuestras tarjetas de crédito. En efecto, todos los aspectos de una relación laboral -nuestras culturas organizacionales - se basan en la confianza de y hacia otros.

Gran parte de la cultura americana de hoy está fragmentada y plagada de conflictos. Lamentablemente, parece que la gente ha perdido la confianza en sus líderes y en los programas que lideran.

Notamos esta brecha de falta de confianza en los negocios, en las agencias gubernamentales, en la educación, e incluso en nuestras iglesias.

Esta desconfianza general por nuestros líderes sociales e instituciones apunta a un quiebre cultural. Muchas de nuestras organizaciones, incluso nuestras familias, carecen de la cohesión que la confianza mutua provee. Una de las consecuencias es que muchas personas sufren de anomia, aislamiento y ansiedad. Lipset y Schneider (1987) sugieren que la desconfianza en el liderazgo es un mal endémico. El carácter de los americanos en general suele ser de sospecha hacia la autoridad. Especialmente hoy, desconfiamos de líderes políticos, económicos y sociales y sus sistemas para conducir efectivamente nuestras sociedades tan complejas. El problema no es una falta de líderes sino una falta de un clima de confianza en donde el liderazgo sea posible y sin el cual es imposible.

La verdad sobre el liderazgo hoy es que se debe considerar al líder como un desarrollador, no como un controlador de sus seguidores. La tarea del liderazgo consiste en desarrollo e integración. El desafío es transformar a los seguidores en un conjunto equilibrado capaz de sostener una acción unificada y cooperativa.

Podemos ver esta tarea en forma física, estructural o en los contratos psicológicos o sociales que realizan los líderes con sus seguidores.

Al menos que los seguidores sientan confianza en la equidad y fiabilidad sus líderes, no continuarán siguiéndolos. La confianza puede alterar significativamente la efectividad individual y organizacional. Es la confianza, más que el poder y la jerarquía la que realmente hace funcionar con eficacia a una organización.

La aceptación de la visión depende de la confianza en el líder. Llevar adelante programas basados en la visión requiere confianza. Esta facilita la apertura y la aceptaci&oacut...

Más artículos relacionados en LosRecursosHumanos.com.