No dependas de un Único Cliente Pamplona Navarra

Si dependes de un solo cliente, te la estás jugando. Imagínate por un momento que ese cliente falla: tu única fuente de ingresos puede desaparecer de golpe y porrazo. Y eso es algo muy fácil de imaginar en la actual situación de crisis...

Ingein
948240804
Tajonar / taxoare kalea, 1
Pamplona, Navarra
 
Sistemas De Comunicación San Martin
615303005
Santos Ángel De Ochandategui, 41.
Pamplona, Navarra
 
Nueva Gestión Ifg, S.L.
948203563
Pl. Castillo, 43.
Pamplona, Navarra
 
Meridiano Zero
948223262
Yanguas Y Miranda / Yanguas Y Miranda Kalea, 1
Pamplona, Navarra
 
REDER OPINIÓN
948 204262
Avda. Pio XII, 1 entreplanta (Edif. Singular)
Pamplona, Navarra
 
Ikersare
948225974
Lindachiquia / indatxikia kalea, 10
Pamplona, Navarra
 
Alfredo Carlos Olite Ibarra
948152804
Blas laserna, 81.
Pamplona, Navarra
 
Aura Asesores S.L.
948222894
Emilio Arrieta / Emilio Arrieta Kalea, 19
Pamplona, Navarra
 
Transirati
948227856
Estella / Lizarra Kalea, 8
Pamplona, Navarra
 
Araldi S.L.
948227671
Emilio arrieta / emilio arrieta kalea, 6.
Pamplona, Navarra
 

No dependas de un Único Cliente

Proveído Por:

Un cambio de planes, un nuevo proveedor, un recorte de gastos, o incluso la quiebra de tu cliente, puede devolverte de golpe a la casilla de salida…

Así que ya sabes: lo mejor que puedes hacer es ir añadiendo diferentes clientes a tu cartera para diversificar el riesgo y el trabajo. Tomando como referencia un artículo de FreelanceSwitch, te proponemos 5 consejos para cubrirte las espaldas:

1. Dedica tiempo a tus proyectos personales

Muchas veces estamos tan ocupados trabajando para un único cliente que no encontramos hueco para llevar a cabo proyectos personales que, a medio plazo, podrían suponernos un gran paso adelante a nivel profesional y, por qué no, también económico.

Tú sabes que si montas esa web, si lanzas ese nuevo negocio que tienes en mente, si escribes ese libro, etc., vas a conseguir avanzar mucho más que si sigues haciendo lo mismo de siempre. Así que busca tiempo de donde sea, incluso si te obliga a renunciar a algunos ingresos, para dar el gran salto. Piensa que esos proyectos personales pueden darte acceso a nuevos clientes y a nuevas oportunidades.

2. Sigue promocionando tus servicios

No te eches a dormir. Aunque ahora te encuentres cómodo y seguro con tu cliente, un freelance siempre tiene que estar en el mercado. Eso significa que tienes que seguir actualizando tu CV y tu cartera de clientes y servicios. Sigue atento a las oportunidades que surgen a tu alrededor. Piensa que puedes encontrar el “proyecto de tus sueños”. Si eso sucede, siempre podrías negociar con tu principal cliente una ligera reducción de servicios. Es muy posible que no tenga ningún inconveniente en pagarte, por ejemplo, 35 horas semanales en vez de 40, y así podrías dedicarte a ese proyecto que tanto te interesa.

3. Pásale a alguien de confianza algunas partes del proyecto
En los proyectos de ciertas dimensiones, es muy fácil que acabes dedicando bastante tiempo y esfuerzo a algunas tareas que no son tu especialidad. Eso se traduce en que empleas más horas de las necesarias y, por tanto, en que estás perdiendo dinero, porque podrías estar dedicándote a lo que realmente haces bien. En esas circunstancias, considera la posibilidad de pasarle parte del trabajo a otro profesional de confianza. Esto te permitirá encontrar tiempo para otros proyectos. Si cuentas con “colaboradores puntuales”, puedes aceptar proyectos que, tú solo, jamás podrías completar.

4. Busca pequeños proyectos complementarios
Siempre hay por ahí pequeños proyectos que puedes realizar sin dejar de lado a tu cliente principal. Estos proyectos, que a lo mejor requieren una o dos horas al día, o algunas horas por semana, son una gran opción por varios motivos:

-No interrumpen tu principal fuente de financiación (el trabajo para tu cliente grande).

-Te permiten estar en el mercado. Sin ellos, seguirías encasillado en tu único proyecto.

-Te permiten cambiar de actividad, lo cual es un alivio después de estar un montón de horas haciendo lo mismo.

-Pueden descubrirte nuevas oportunidades más interesantes que las actuales.

5. Quizá ha llegado la hora de abandonar a tu gran cliente

No se trata de hacer locuras, mucho menos con los tiempos que corren: si tu principal cliente paga bien y estás satisfecho, lo último que debes hacer es perderlo. Pero también es cierto que muchas veces, por pura inercia, por pasividad o por pereza, nos quedamos con lo que tenemos y dejamos de buscar cosas nuevas. Y puede ser que en el mercado hayas oportunidades mejores, más interesantes y rentables.

Si descubres algo mejor, es evidente que ha llegado el momento de decirle adiós a tu viejo gran cliente.
Puedes leer el artículo Don’t Rely on One Client: 5 Ways to Avoid Trouble , publicado por Thursday Bram en FreelanceSwitch .

Haga click aquí para leer más artículos de Blog del Freelance