Organizar el Tiempo de una Exposición Córdoba Andalucía

En el mundo de la empresa existe la creencia errónea de que cuanto más importante es lo que tienes que decir, más tiempo hace falta para decirlo. Continúa leyendo y pon en práctica los consejos...

Cadecons Av. Cordoba, 105  
957305645
Cordoba (De) 105
Arrecife, Andalucía

Esta Información es Proveída por
AUDIBALANCE S.L
957485020
Avda. Gran Capitán 29 esc. 2
CORDOBA, Andalucía
 
ASESORES DE CÓRDOBA
957496146
Calle Conde de Gondomar 2 1
CORDOBA, Andalucía
 
J. GÓMEZ ASESORES S.L.
957483784
Avenida Gran Vía Parque 22
CORDOBA, Andalucía
 
MV & ASOCIADOS CONSULTORES
957498323
Avenida Ronda de los Tejares 16 port
CORDOBA, Andalucía
 
Reifs Trocoli Jose Maria
957305645
Cordoba (De) 105
Arrecife, Andalucía

Esta Información es Proveída por
GEA QUALITY
902105580
Avenida América 21 port. 2
CORDOBA, Andalucía
 
GRUPO ASESORES
957492985
C Góngora 11 1º Dcha
CORDOBA, Andalucía
 
AUDIEXT GLOBAL
957485020
Avda. Gran Capitán 29 esc. 2
CORDOBA, Andalucía
 
ASESORAMIENTOS EMILIO
957474753
Av. Cervantes 4 3º 2
CORDOBA, Andalucía
 
Esta Información es Proveída por

Organizar el Tiempo de una Exposición

Proveído Por: 

Sin embargo, la realidad es que cuanto más inseguro te sientas sobre lo que vas a tratar o más ganas tengas de causar una buena impresión, mayor es el riesgo que corres de acabar haciendo una exposición demasiado larga.

El efecto que esto causa es generalmente el contrario del que se persigue: en lugar de poner de manifiesto tu dominio sobre un tema eres percibido como alguien incapaz de concretar en unas cuantas ideas básicas.

Truman Capote dijo en una ocasión “creo más en las tijeras que en el lápiz“, refiriéndose a que en una presentación es tan importante saber qué omitir como saber qué incluir.

Da igual que se trate de un informe, discurso, presentación, carta o e-mail. Subraya lo que creas que tu audiencia necesita saber y luego déjalo en la mitad.

¿Cómo saber cuánto cortar? Todos los ejemplos anteriores se reducen al final a contar una historia. Comienza por tanto subrayando las partes que sustentan el argumento principal de la misma. Luego puedes eliminar todo lo que no contribuya a la historia, teniendo especial cuidado en no dejarte llevar por los detalles innecesarios.

Si crees que tu audiencia va a necesitar más información de apoyo, añade un apéndice al final o diles dónde pueden encontrarla.

Un aspecto importante a tener en cuenta cuando estés “recortando” tu historia, es comprobar de cuando en cuando que sigue conservando su consistencia.

En el momento en que suprimir una palabra más ponga en riesgo tu historia o su argumento, sabrás que ha llegado el momento de parar.

Haga click aquí para leer más artículos de Optima Infinito